Buscar este blog

lunes, 25 de septiembre de 2017

(Receta Vegetariana) Hamburguesas o albóndigas de lentejas


Estas son las primeras hamburguesas y albóndigas sin carne que hice, y salieron realmente buenas. Además, aquí tenemos un excelente ejemplo de como matar dos pájaros de un tiro: añadir proteínas por medio de legumbres y sustituir un clásico en cualquier casa: las hamburguesas. Además estoy seguro que si tenéis niños en casa, les gustarán.

El problema que se presenta cuando haces hamburguesas sin carne es la consistencia de las mismas, que suelen quedar mucho mas frágiles y blandas por lo que se debe utilizar algún ingrediente a modo de aglutinante, como puede ser harina (en cualquiera de sus muchas variantes), pan rayado o incluso patata

Hay quien dice que metiéndolas al frigorífico un par de horas gana bastante consistencia, pero no tengo muy claro que eso funcione realmente. Lo que suelo hacer yo es aprovechar ya que me pongo y hacer una buena cantidad, dejo las que vayamos a cenar ese día, y el resto las congelo. Cuando mas adelante queremos comer de nuevo, las saco un rato antes del congelador, y en un rato se descongelan, procurando que queden un poco rígidas, y directamente a la sartén, ya que como no hay nada crudo en la masa, solo es dorarlas.


Las hamburguesas o albóndigas son una receta que da mucho juego para experimentar con las distintas legumbres, harinas y verduras que hay, y así ir probando hasta dar con nuestra combinación preferida.

Ingredientes (para 6 hamburguesas ó 15 albóndigas aprox.):

  • 570 gr. de Lentejas cocidas caseras o de frasco
  • 150 gr. de cebolla (1 mediana)
  • 100 gr. de zanahoria rayada
  • 10 gr. de aceite
  • 2 dientes de ajo
  • 135 gr. de patata rayada (2 medianas)
  • Comino
  • 50 gr. de harina de avena + 
  • 50 gr. de harina de avena para empanar las albóndigas (el empanado es opcional)
Preparación:

En una sartén ponemos las zanahorias rayadas, y la cebolla y los dientes de ajos muy picados, salpimentamos y sofreimos. Cuando esté listo, reservamos.

En un bol grande ponemos las lentejas cocidas y las machacamos con un tenedor, procurando que queden trocitos, ya que si no parece puré. Añadimos el sofrito, y mezclamos bien. Ahora añadimos la patata rayada y la harina de avena, y volvemos a mezclar. Ponemos el comino, rectificamos de sal, y una vez esté todo bien mezclado, vamos formando las hamburguesas o las albóndigas.

Para las hamburguesas, las hacemos en una sartén a fuego medio/alto con un poco de aceite de girasol.

Para las albóndigas, las empanamos con la harina de avena si queremos, y las metemos al horno, a 200º hasta que se vayan dorando, momento en que les damos la vuelta. Cuando estén listas, las sacamos a una olla, donde le añadimos salsa de tomate casera y calentamos a fuego bajo para que se integren bien con el tomate.

lunes, 18 de septiembre de 2017

(Receta Vegetariana) Lasaña vegetal con tofu y boniato



Aquí traigo otra receta que vi en un documental llamado «Engine 2 Diet», dónde un bombero (que curiosamente resulta ser hijo de uno de los protagonistas de Forks over knives, documental cual hablé en esta entrada), enseña a dos familias a empezar a llevar una dieta vegetal saludable: desde revisar su frigorífico y su despensa hasta hacer varias recetas en sus respectivas casas, pasando por acompañarlos al supermercado para hacer su primera compra vegetariana. En mi opinión el documental tiene poco interés, ya que solo se limita a lo que he dicho, enseñarles a comprar y a cocinar un par de recetas, poco más. Lo lógico sería que los volviera a visitar un tiempo después para ver los resultados, pero nos hemos quedado con las ganas.

Bueno, a lo que realmente interesa, que es la receta. El susodicho bombero hizo una lasaña que me llamó la atención, y aunque no da cantidades, me fijé en como la preparaba, y la he hecho a mi estilo, y solo puedo decir que salió espectacular. Así la hice:

Ingredientes (para 4 - 6 raciones):

  • 1 Cebolla grande
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 Pimiento Rojo
  • 1 Pimiento Verde 
  • 1 Calabacín mediano
  • 1 Berenjena mediana
  • 2 Zanahorías 
  • Placas de Lasaña
  • 1 Boniato grande
  • 250 gr. de Tofu duro chino
  • 250 gr. de Tomate frito casero
  • 2 Tomates medianos
  • Falso queso parmesano (ver receta aquí)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Leche de soja
  • Sal y pimienta
Preparación:

Vamos a empezar por poner a cocer el boniato en rodajas, hasta que esté blandito, momento en el que lo sacaremos a un bol, donde le añadiremos un poco de leche de soja y lo machacamos con un tenedor para que tenga una textura algo mas ligera.

Picamos la cebolla y los ajos, y los ponemos en una sartén grande con un poco de aceite. Vamos dejando que se dore. Picamos en cuadritos la zanahoria y los pimientos, y los añadimos al sofrito. Salpimentamos. Removemos de vez en cuando y si es necesario, añadimos un poco de agua para que no se peguen a la sartén. Cuando la zanahoria esté ligeramente tierna, añadimos el calabacín y la berenjena en dados, y volvemos a añadir un pelín de agua. Tenemos que ir removiendo y añadiendo agua hasta que esté todo tierno. Apartamos del fuego, desmenuzamos con las manos el tofu y lo añadimos al sofrito de verdura, removiendo y mezclándolo todo muy bien.

Mientras, ponemos agua con sal en una olla a hervir, y cuando esté, vamos añadiendo las placas de lasaña de una en una. Para un molde rectangular mediano he necesitado 12 placas. Cuando estén al dente, las pasamos a un bol con agua fría, y de ahí a un trapo limpio y seco donde las dejaremos unos minutos.

En el fondo del molde ponemos una capa de tomate frito casero, y encima 3 placas de pasta cubriendo el fondo (o las que sean necesarias). Ponemos un tercio del sofrito bien distribuido, un poco de tomate por encima y otra capa de pasta. Ponemos otro tercio del sofrito, otro poco de tomate y otra capa de placas de lasaña. Añadimos el resto del sofrito, un poco de tomate y encima de todo, el boniato que teníamos reservado, procurando que quede bien extendido por toda la superficie. Ponemos las 3 últimas placas de lasaña, otra pequeña capa de tomate frito, y encima de este los dos tomates naturales en rodajas, a modo de cubierta. Espolvoreamos con el falso queso parmesano y cubrimos el molde con papel de aluminio. Al horno precalentado a 190 grados unos 30 minutos, pasados los cuales, retiraremos el papel de aluminio y lo volvemos a meter otros 10 minutos subiendo un poco la temperatura para que se dore el falso queso parmesano.

Ya solo queda cortar y servir. Salen 4 raciones bien grandes, o 6 algo mas moderadas. Hay que comerlo recién salido del horno.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

(Receta Vegetariana) Croquetas de mijo con curry


He aquí unas croquetas relativamente rápidas de preparar, que tienen un sabor y una textura espectacular. Es la primera receta que hacemos usando este cereal, pero que al parecer da mucho juego. Vamos al lío.

Ingredientes (para 24 croquetas aproximadamente):


  • 100 gr. de Mijo
  • 1 Cebolla mediana
  • 1 Zanahoria grande
  • 1 diente de Ajo
  • 40 gr. de Pan rayado 
  • 300 ml. de Agua
  • Sal y pimienta
  • 1/2 cc Curry
  • 1/2 cc Comino
  • Pan rayado para rebozarlas
Preparación:

Lo primero es cocer el mijo. Para ello ponemos una olla con 300 ml. de agua al fuego, añadimos sal y cuando hierva, echamos el mijo. Hay que removerlo de vez en cuando para que no se pegue. Si vemos que se está quedando sin agua y está duro aun, añadimos un poco mas de agua.

Mientras se cuece el mijo, picamos la cebolla muy fina, y la zanahoria la rayamos. Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y sofreímos la cebolla con el ajo y la zanahoria. Si se empieza a pegar, añadimos un poco de agua, hasta que el sofrito esté listo.

Cuando veamos que el mijo ha dejado de estar duro, lo pasamos a un colador y dejamos que escurra el poco agua que tenga, PERO SIN LAVARLO BAJO EL AGUA DEL GRIFO. Ahora lo añadimos al sofrito, mezclamos bien, corregimos de sal y añadimos el curry y el comino. Añadimos también el pan rayado, para darle un poco de consistencia a la masa de las croquetas, lo mezclamos todo bien y dejamos la masa enfriar en un plato llano, bien extendida.


Ahora solo falta darles la forma de croqueta que mas nos guste, pasarlas por un poco de pan rayado, y freír con muy poco aceite en una sartén. Solo hay que dejarlas que se doren un poco, dándoles la vuelta de vez en cuando. En cuanto veamos que alcanzan ese punto dorado, las sacamos a un plato y las ponemos sobre papel de cocina.

jueves, 7 de septiembre de 2017

{Serie} Un idiota de viaje (An idiot abroad, 2010)


Aquí tenemos otra de esas series que podríamos considerar como extraña o «alternativa». Esta la descubrí por casualidad mientras echaba un vistazo por la categoría Documentales de Netflix. Leí la descripción y me llamo la atención. Y puse el capítulo 1... eso si, está subtitulado.

Dos productores deciden mandar a conocer mundo a un tipo inglés bastante básico y corto de miras llamado Karl Pilkington. Estos dos productores son Ricky Gervais y Stephen Merchant, ambos ingleses también. Ricky Gervais es bastante conocido por ser un escritor/presentador que ha tenido diferentes programas estilo show, y ha escrito entre otras, series como The Office, en la que Stephen Merchant también trabajó junto a éste compartiendo la escritura de guiones.

De izda.a dcha: Ricky Gervais, Karl Pilkington y Stephen Merchant
En la primera temporada pretenden que Karl visite algunas de las maravillas del mundo, como el Cristo Redentor de Rio de Janeiro, las Pirámides de Egipto o la Gran Muralla China entre otros, con la finalidad de que se empape de las diferentes culturas y amplíe un poco su cerrada manera de ver las cosas. Lo cierto es que Karl es un tío un poco corto en todos los sentidos, un inglés bastante cerrado, sobre todo en lo referente a la comida y a las relaciones sociales, y lo que tanto Ricky como Stephen hacen es putearlo y organizarle visitas alternativas a lugares y con personas con las que saben que Karl no va a empatizar.

Eso y alojarlo en los peores hoteles, o hacerle comer platos típicos de cada lugar que no suelen ser lo que se dice típicos. Karl se va encontrando cada poco un marrón que le van preparando y le van notificando o a través de sms, llamadas o mediante un mensaje en el contestador.

La serie no es que tenga nada especial, ya que aportar no aporta mucho, pero es entretenida y te hace reír con las ocurrencias del personaje en cuestión. Algunas de las disertaciones que hace Karl sobre lo que le va pasando te hacen soltar una carcajada, ya que tiene una peculiar opinión sobre las cosas, con la que en algunas ocasiones hasta me he sentido identificado.

En fin, un tío simple al que mandan a hacer viajes a lo largo y ancho del planeta, al que putean para reírse a su costa, pero que con la tontería ha visitado medio planeta, ya que van por la tercera temporada. Yo creo que en el fondo, de tonto no tiene un pelo.

Aquí dejo un ejemplo para que juzguéis vosotros mismos:


martes, 5 de septiembre de 2017

Humo líquido o aroma de leña


He aquí un nuevo descubrimiento: el humo liquido o aroma de leña. Lo descubrí viendo recetas de hamburguesas de lentejas, garbanzos y similares, donde lo usan para aportar a la hamburguesa el sabor a leña o humo típico de las hamburguesas a la parrilla.

Se le dan otros muchos usos: para preparar carnes, pescados, y en general cualquier alimento al que le quieras dar ese toque a humo o leña. En realidad, no tiene un uso especifico, queda a la imaginación de cada cual.

En general este tipo de productos no son fáciles de encontrar, y al final hay que terminar por ir al Corte Inglés y ver si hay suerte. En este caso leí en un foro que un usuario lo había conseguido en la tienda Taste of America, y da la casualidad que en León hay una de ellas. Ya conocía esta tienda desde que la abrieron, y la verdad es que es una pasada. Suelo ver bastantes vídeos de youtubers americanos, sobre todo de recetas fitness, y siempre me ha asombrado la cantidad de productos de que disponen allí y que aquí ni siquiera conocemos. Tan solo hay que ver un supermercado cualquiera (he pasado los primeros 17 minutos para llegar hasta donde hablan de la zona de comida):


Siempre que voy en busca y captura de algún producto como el humo líquido del que hablo hoy me acuerdo del tema de los supermercados, y me cabrea, porque aquí estamos superlimitados.

Volviendo al tema del humo líquido, decir que lo empezaré a probar en recetas de hamburguesas y ya iré experimentando con el. Quizás sea el toque que les falta a las burguer sin carne que estoy preparando últimamente.

Y por último, comentar que he encontrado la forma de preparar tu propio humo líquido, pero aparte de necesitar chismes que no tengo, me da un poco de acojone, porque una de las cosas que hacen para poder vender este producto es eliminar todas las toxinas que se supone aporta un ahumado natural, y no me da mucha confianza hacerlo de forma casera, cuando total, por 3,5 euros que vale te quitas todo el proceso (también lo he encontrado en Amazón por algo mas), que viene a ser éste:


Si os gusta probar cosas nuevas y experimentar en la cocina, os recomiendo que os deis una vuelta por un Taste of America, si lo tenéis en vuestra ciudad claro. Seguro que encontráis un montón de productos interesantes.

lunes, 4 de septiembre de 2017

(Receta Vegetariana) Pan de pita relleno de falsa carne picada


Aquí tenemos otra receta de esas en las que se intenta emular el ingrediente principal, en este caso la carne picada, con otro de procedencia vegetal, en este caso, la soja texturizada. Ya lo he dicho en otras ocasiones, y lo vuelvo a repetir: obviamente el ingrediente falso que usamos en estas recetas no es igual al original en lo que a textura y sabor se refiere, pero se asemejan mucho en la mayoría de los casos si sabemos usar bien las especias. Al final, sólo es cuestión de hacer un par de pruebas hasta dar con la mejor forma de cocinar estos sustitutos o como yo los llamo, ingredientes falsos.

Vamos con unos panes de pita rellenos de falsa carne picada. Se trata de una receta muy sencilla y rápida de preparar.

Ingredientes (para 6 panes de pita):

  • 1 Cebolla mediana
  • 1/2 Pimiento verde
  • 1/2 Pimiento Rojo
  • 50 gr. de Soja texturizada en grano pequeño
  • 6 Panes de pita
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Especias para fajitas
  • 1 Tomate mediano picado en daditos
  • Salsas al gusto: veganesa, barbacoa, picante, etc.
Preparación:

Hacemos un sofrito de cebolla con el pimiento rojo y verde como siempre.

En un bol, ponemos los 50 gr. de soja texturizada, y echamos agua hirviendo para rehidratarla, un par de dedos por encima de la soja, ya que cogerá volumen al rehidratarse. Lo dejamos en agua 3 o 4 minutos, y sacamos a un colador para escurrir bien todo el agua. Si es necesario, apretar la soja con una cuchara para sacar bien el sobrante de agua.

Añadimos la soja texturizada al sofrito, removemos bien, salpimentamos y le ponemos las especias que queramos, por ejemplo la de las fajitas. Dejamos que se vaya haciendo la soja con el resto, removiendo con frecuencia para deshacer bien los granos de ésta última. Cuando esté listo, apartar del fuego.

Calentar el pan de pita en el tostador, abrir y rellenar con la falsa carne picada, añadir un poco de tomate en daditos, la salsa elegida, y a disfrutar.

viernes, 1 de septiembre de 2017

(Receta) Tripa dulce de Aveiro (Portugal)

Estas son las tripas con chocolate que hemos preparado en casa.
Tal y como explicaba en la entrada que hice sobre nuestras recientes vacaciones en Portugal, uno de los dulces que probamos y quizás el que mas nos gustó, fueron las Tripas. Aunque por su nombre pueda parecer otra cosa, nada mas lejos de la realidad ya que se trata de una masa parecida a los crepes que se rellena de diferentes cosas dulces. Nada más llegar a casa de vuelta, empecé a buscar una receta para prepararla. Rebuscando por la red he encontrado en varios sitios la receta, y todas son exactamente iguales, no he encontrado ninguna que no sea la que voy a compartir. Se trata de un producto típico de Aveiro, lo que no se es si se hará en otros lugares de Portugal.

Lo descubrimos en Praia da Barra, cerca de Aveiro. Se vende en pequeños kioskos en la calle, y lo rellenan de cualquier cosa dulce: miel, chocolate de cualquier tipo, e incluso los hacen rellenos de queso.

Estas son las originales, las que comimos en Praia da Barra.
Esta receta la preparan en una especie de gofrera redonda grande, y con la misma receta se hacen las tripas y otro dulce típico, las bolachas americanas, que como digo es la misma masa, solo que para las bolachas se deja la masa un poco mas y queda crujiente, como los cucuruchos de los helados.

Como ese aparato es difícil de conseguir, se puede hacer en una sartén grande o una plancha eléctrica grande. La masa hay que cerrarla mientras esté blanda, sin que llegue a estar cruda.

Ingredientes (para 4 tripas):

  • 3 huevos
  • 250 gr. de harina de trigo
  • 500 ml. leche fría
  • 125 gr. de azúcar
  • 60 gr. de mantequilla derretida
  • Una pizca de sal
  • Canela
Preparación:

Mezclamos bien en un cuenco los huevos con la harina, hasta que consigamos una masa fina. Ahora vamos añadiendo la leche fría poco a poco, a la vez que vamos mezclando bien.

El siguiente paso es añadir la mantequilla derretida, el azúcar, la sal y canela y volvemos a mezclar todo. Yo en este paso uso la batidora, ya que si no es facil que queden grumos.

Una vez lista la masa, la dejamos reposar como mínimo 30 minutos y solo quedará cocinarla.

Poner a fuego fuerte una sartén grande, engrasar con un poco de mantequilla usando un pincel, ponemos un poco de masa en la sartén y la extendemos. En cuanto empiece a cuajar, poner trozos de chocolate y empezar a cerrar como si fuese un paquete. La dejamos un poco boca abajo para que la solapa se cierre con el calor, doramos ligeramente, y listo. Se come caliente y opcionalmente, con canela espolvoreada.

miércoles, 30 de agosto de 2017

(Receta Vegetariana) Hummus


Esta ha sido la primera receta que he hecho para estrenar la nueva dieta. Algo sencillo y con mucha legumbre, en este caso, garbanzos. Muy sencillo y rápido de preparar, e ideal para acompañar una cena, por ejemplo, o para picar algo entre horas.

Ingredientes (para 3 personas):

  • 1 bote de 400 gr. de Garbanzos cocidos o la misma cantidad de garbanzos cocidos en casa 
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 chorrito de Zumo de limón o de lima
  • 1 chorrito de Aceite de sésamo *
  • 1/2 cc de Comino molido
  • Un pellizco de sal
  • Para presentar: aceite de oliva y pimentón dulce
* El aceite de sésamo lo compro en Lidl o en Aldi, pero si no tienes, puedes poner un poco de aceite de oliva virgen extra en su lugar.

Preparación:

Se pone todo en un vaso de batir, y añadimos un poco de agua, un chorreoncito para que sea mas fácil batirlo todo. Metemos la batidora hasta que tenga la consistencia de una crema espesa, que al coger un poco con el dedo no se caiga. Y ya está.

Se presenta en un cuenco, y se le pone por encima un poco de pimentón dulce y unos hilos de aceite de oliva virgen extra.

Se puede comer con pan de pita, picos, tiras de zanahoria o de pepino... Al gusto de cada uno.

En un envase bien cerrado, se puede conservar en el frigorífico 3 o 4 días.

martes, 29 de agosto de 2017

De carnívoros a vegetarianos: ¿moriremos en el intento?


Por las entradas que voy publicando en el blog, imagino que los que las leáis (aunque solo sea el titular) habréis observado que un tema que me interesa bastante es todo lo relacionado con la nutrición. Aparte de las recetas de todo tipo que voy poniendo (fitness, familiares, del resto del mundo...) también suelo escribir en alguna ocasión sobre nutrición, lógicamente hasta donde mis conocimientos llegan, pero suficientes como para no morir en el intento.

En esta ocasión quiero hablar de dos documentales que he visto recientemente: «What the health» y «Forks over knives». Ambos tratan sobre el mismo tema y ambos aportan información actual que considero de bastante importancia: la forma en que han cambiado la calidad de los productos derivados de animales que consumimos hoy en día, enfermedades derivadas de ello y como intentar solucionarlo. Voy a intentar resumir un poco por encima la idea que intentan transmitir dichos documentales. Yo los he visto en Netflix, donde he comprobado que hay bastantes documentales de este tipo, aunque eso si, muchos de ellos están en inglés con subtítulos en español, como es el caso de estos dos en cuestión.




Cuando contratamos en casa Netflix lo primero que vi fue un documental llamado "Betting on zero" donde investigan el gran fraude que fue y será Hierbalife, y por casualidad me topé con varios sobre temas similares.

Desde el año 2.012 he procurado comer sano, intentar eliminar grasas y azúcares innecesarios en la medida de lo posible, buscando recetas alternativas y haciéndolas siempre que las posibilidades me lo han permitido. Pero claro, entrenando en el gimnasio casi cinco días a la semana, uno de los macronutrientes mas importantes son las proteínas, así que mi dieta estaba basada en pollo, carnes (ternera, cerdo...), huevos y lácteos.

En estos dos documentales explican el error que supone consumir este tipo de alimentos, y lo hacen basándose en estudios actuales y contrastados. El problema no está en que la carne, ya sea roja o de pollo sea mala, que no lo es, el problema está en que hoy en día las industrias cárnicas en su afán por ganar el máximo con el mínimo esfuerzo, hacen auténticas barbaridades para que los bichos de donde proceden dichas carnes produzcan el máximo posible. Y para eso, si les tienen que inyectar agua con sal a los pollos, lo hacen, si a los cerdos o terneras les tienen que meter tres veces la cantidad normal de antibióticos para que no enfermen, lo hacen. Y eso es lo que nos comemos los que estamos al final de la cadena.


Cuando pongamos un filete en la sartén y veamos como mengua hasta quedarse en la mitad del tamaño original, ya sabremos el porqué. Y lo mas jodido de todo, es que se ha demostrado científicamente que consumir estos productos está altamente relacionado con enfermedades como el cáncer y la diabetes, entre otros.

Intentando buscar una buena solución para evitar comer esos tipos de carnes adulteradas, hemos decidido buscar alternativas, y solo hay una: sustituirlas por productos vegetales (a ser posible con alto contenido en proteínas). Llevar una dieta vegetariana parece ser la solución. Nosotros inicialmente no vamos a llevarlo al extremo, pero si vamos a empezar a sustituir las carnes rojas y de pollo por legumbres y productos derivados de la soja. O al menos lo vamos a intentar, porque fácil no va a ser. Y tengo que decir que me jode mucho el asunto, porque la carne me ha gustado siempre mucho, igual que los lacteos y los huevos, pero para comer basura procesada, si no me queda otra que que cambiar de hábitos, lo haré.

Con los lácteos y los huevos intentaremos hacer lo mismo. También tenemos claro que este tipo de dieta no nos va a condicionar a la hora de comer fuera o salir a tomar algo, es decir, que si vas a tomar una caña y de tapa no hay nada que se adapte, pues no hay problema, se come de lo que haya.


El RETO es sustituir las carnes, lácteos y huevos por legumbres, verduras y productos de soja DURANTE UN MES, y pasado ese tiempo ver que cambios se han producido, si ha resultado fácil, si a nivel económico es una dieta sostenible, etc... y en función de eso, tomaremos la decisión final.

Lo mas complicado va a ser encontrar recetas que de alguna manera sustituyan a lo que comemos habitualmente, pero es lo que hay y tendremos que buscarnos la vida. Iré compartiendo esas recetas por aquí con la etiqueta «Recetas Vegetarianas» para tenerlas a mano.

A por ello!

lunes, 28 de agosto de 2017

De caminata por un vacío Embalse de Luna (León)


Este último sábado teníamos pensado ir a pasar el día al Embalse de Luna, pero en el último momento, prácticamente al salir, el tiempo cambió y aparecieron unas nubes que aunque, no nos hicieron desistir, si que cambiaron el rumbo de los acontecimientos. Como no estaba el tiempo para baños, decidimos aprovechar que la temperatura sí acompañaba para dar una vuelta por algunos sitios del Embalse que habitualmente son inaccesibles.

El Embalse o Pantano de Luna está situado en la comarca de Luna. Se empezó a construir en 1945 y fue inaugurado oficialmente en 1956. Para hacer posible su construcción, 16 pueblos desaparecieron, aunque en el caso de Miñera, fue reubicado:


Lo que hace diferente este años a cualquier otro de los anteriores es la sequía, que este año ha llegado a niveles alarmantes, dejando el embalse con un penoso 8% de capacidad. Esto conlleva que determinadas zonas hayan quedado al descubierto, sobre todo aquellos pueblos que engulleron las aguas, y junto a estos, los caminos que unían unos con otros.


En esta foto se puede apreciar como ha ido quedando al descubierto poco a poco el fondo del embalse. Hace aproximadamente 5 meses, el agua llegaba hasta un poco mas arriba de donde están los coches.

Andando por el camino por donde circula el coche oscuro, a la izquierda de la foto, se va hacia el puente colgante de la autopista. En esa dirección también se encuentra Caldas de Luna. Ese camino rara vez queda practicable porque normalmente hay bastante agua.


A la izquierda se pueden ver los niveles a los que el pantano ha estado, y ya empiezan a asomar algunas de las edificaciones que se tragó el agua. Al fondo, el puente de la autopista que lleva a Asturias, el Puente Ingeniero Carlos Fernandez Casado.


Y así está el fondo del pantano justo en la zona del puente. Se puede ver perfectamente como estaban delimitadas las propiedades, con muros de piedras, y un par de pequeños puentes cuando nos acercamos algo mas al puente. El suelo está cuarteado, y hay algunas zonas donde todavía queda lodo. Algún que otro lumbreras intentó pasar un lodazal con el coche y tuvieron que ir a sacarlo cuando pasábamos por allí.


Después de dar una vuelta por toda esta parte del embalse, fuimos hasta el pueblo de Miñera, que había quedado descubierto en casi su totalidad.


Aquí se puede ver el antiguo pueblo. Abajo a la izquierda se puede ver lo que queda de lo que en su día fue la Iglesia. Aun hay parte del pueblo bajo el agua, pero es cuestión de días que quede por entero al descubierto. Había mucha gente paseando y haciendo fotos por entre las casas derrumbadas, y gente mayor con la que nos encontramos que habían vivido allí y volvían, imagino que para recordar aquellos tiempos.


Llegando a la Iglesia, de la que no queda mucho, pero aun se puede subir a lo que parece que en su día fue un campanario. Aunque es un poco peligroso dado el estado en que se encuentra el acceso.


Esto parece ser el altar, y detrás la sacristía según me dicen, porque la verdad yo no sabría distinguirlo.

Por último, subiendo hacia la parte izquierda del pueblo, por un camino que se aleja de éste, llegamos hasta una pequeña caida de agua escondida:


Fue una buena caminata la que nos dimos, pero vimos una parte del embalse que rara vez se deja ver. Y esperemos que pasen muchos años hasta que vuelvan a poder visitarse, sino, será una mala señal ya que la sequía habrá vuelto.