Buscar este blog

viernes, 23 de noviembre de 2018

«Atrapa la caca», juegos para forjar las nuevas generaciones...


Ayer estábamos en casa viendo la tele un rato, y en uno de los momentos publicitarios con que nos agasajan las cadenas de vez en cuando (y que en estas fechas tan señaladas que se avecinan están dedicados casi por entero a los juguetes) vi un anuncio que me dejó un poco como con el, nunca mejor dicho, culo torcío. Sin mas preámbulos, paso a compartirlo con todos:


¿Qué? ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo?. Se llama «Atrapa la caca», o «Baño Boom», dependiendo del país donde se adquiera, imagino. Los que se tuvieron que quedar bien a gusto fueron los de Mattel, porque la verdad, no entiendo como algo así se pueda vender en las tiendas. Y entendedme, no es que no me guste el tema escatológico, que me gusta como al que mas. Curiosamente este es un tema que a los críos siempre les ha hecho mucha gracia, pero de ahí a sacar un juego en el que salte un:

excremento, boñiga, deyección, mojón, defecación, boñiga, deposición, hez, ñorda, mierda, cagada, zurullo

o como quiera que se le pueda llamar, de un water y que tengas que trincarlo al vuelo, hay un trecho.

La explicación, probablemente, será que no hay juegos mas didácticos con los que entretener a los infantes en casa. Pero es que no solo lo pasan bien ellos, sino que los padres también lo gozan. Ya me imagino la escena, un domingo por la tarde, preparas unas palomitas, y todos juntos, padre, madre y los dos nenes, a jugar felizmente a "coger una mierda"... ¡Vaya marrón!.

En fin, que sigo opinando que los chavales de antes lo pasábamos bastante mejor con juegos como el parchís, el monopoly, las cartas o similares. Me viene a la memoria, por ejemplo y sin ir mas lejos, los Juegos Reunidos Geyper, un sinfín de posibilidades en una sola caja:



Siguiendo con el tema, resulta que no solo existe el juego «Atrapa la caca», sino que hay un mundo de entretenimiento alrededor de algo tan cotidiano... Si no me creéis, observad atentamente:

Éste se llama «No la aplastes»:


Y éste es el «CA-CA-BEZA»:


Y para finalizar, uno que al final creo que no se comercializó debido a varias intoxicaciones en los que probaron el juguete x-DDDD. Es espectacular: «El juego del Sr. Mojón»:


Pues ya está, que a gusto me he quedado... Eso si, no os extrañéis si lo que se suponen deben ser las futuras generaciones son todas una cagada!

jueves, 22 de noviembre de 2018

«Cervezas de Navidad» de Damm y Estrella Galicia: que no os engañen


Un año más, tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, y como viene siendo habitual en varias marcas de cerveza, para estas fechas sacan al mercado lo que ellos llaman «Cervezas de Navidad»,  e incluso alguna, adereza el nombre con aquello de «Edición Limitada» que tanto caché parece dar. Estoy hablando de Estrella de Navidad, de Estrella Galicia, y de Cerveza de Navidad de Damm.

En realidad estas versiones poco tienen que ver con las auténticas cervezas de Navidad, de las cuales hablé hace bastante tiempo en la entrada «Estilos de cerveza: Cervezas de Navidad».

Estas que nos venden son ligeramente superiores a sus versiones normales, las que podemos tomar a diario en cualquier bar, pero nada tienen que ver con el estilo al que dicen pertenecer. En cuanto a los precios, la de Damm viene en formato 66 cl., tiene 6,5º y cuesta 1,50 €, un precio bastante razonable, pero la de Estrella Galicia (75 cl. y 5,5º) sale por 3,49 €, lo cual me parece una barbaridad para lo que te estás llevando.

Ya se ha convertido en una tradición el comprar ambas cervezas para ver si han mejorado algo con respecto a años anteriores, pero mucho me temo que pocos cambios voy a encontrar, como el resto de las veces. Aún así, nunca pierdo la esperanza...

Incluso si buscamos las fichas correspondientes en Untappd de las versiones del año pasado, el 2.017, podemos ver la calificación media general que reciben dichas cervezas, y de los comentarios, mejor ni hablar:



En fin, si alguien decide comprarlas, por lo menos que sepa que no son, ni por asomo, nada parecido a una auténtica cerveza de Navidad. Si queréis acercaros a este estilo, en grandes superficies podéis encontrar un clásico: Chimay Azul, una trapense belga de 9 grados, oscura, con un aroma potente y de complejo sabor, para degustar tranquilamente un frio día de invierno junto a la chimenea, si es que la tenéis! :)



lunes, 19 de noviembre de 2018

(Review) Olla express para el microondas


En esta ocasión quiero hablar de un pequeño electrodoméstico, y de camino, compartiré un pequeño truco que aprendí hace un montón de años, cuando vivíamos en Lanzarote y trabajaba temporalmente en hostelería, concretamente en un bar en el interior de un complejo de apartamentos, cuya clientela, en su práctica totalidad, era de origen inglés. Yo trabajaba en la barra, y la cocina la llevaba un matrimonio joven que, imagino a fuerza de tener que facilitarse las tareas diarias, utilizaban algún que otro truquillo, como este que quiero compartir.

Varios de los platos que mas se pedían incluían patatas cocidas, así que para evitar tener que estar hirviendo patatas constantemente o tenerlas hervidas desde primera hora exponiéndose a que se quedaran pochas, las preparaban sobre la marcha. Pero no las hervían en agua, como habitualmente se suele hacer, sino que después de lavarlas bien bajo el grifo para quitarles los restos de tierra que pudiesen tener, las metian ligeramente mojadas en una bolsa de plástico, le hacían un nudo y la pinchaban tres o cuatro veces con la punta del cuchillo, y metían la bolsa al microondas, donde la tenían varios minutos a máxima potencia. Las iban pinchando con un cuchillo de vez en cuando, hasta que estaban en su punto. Como se puede imaginar, esta forma de "cocerlas" es mucho más rápida y limpia que con el método tradicional de la olla y el agua.

Desde entonces ese es el método que hemos utilizado en casa para las patatas cocidas, solo que pasado un tiempo dejamos de utilizar una bolsa de plástico y empezamos a preparlas en un tupper. Con este sistema se puede cocer casi de todo.

Y aquí es cuando entra en juego el chisme que da nombre a la publicación: una olla express para el microondas, comprada en Amazon por el módico precio de 6,80 €, y que ha resultado ser todo un acierto. Aparte de éste hay varios modelos mas, algunos de ellos bastante mas robustos y algo mas avanzados, pero lógicamente, bastante mas caros también. Este es el enlace directo a la olla en Amazon:



En realidad no deja de ser un tupper, pero algo mas complejo, ya que dispone de una válvula giratoria para la salida del vapor, y la tapa tiene un doble fondo, que es donde me parece que reside el truco.

Además dispone de dos cierres laterales que obligan a la tapadera a mantenerse en su sitio. Como digo, esto es la versión 2.0 de un tupper de los normales, pero con la ventaja de que está fabricado con un plástico bastante mas duro y resistente.

Detalle de la válvula

Cierres laterales para mantene la tapa en su sitio
Viene acompañado por un pequeño vaso de medidas con una capacidad de 160 ml., y un manual, si es que puede llamarse así, porque en realidad es un A4 doblado por la mitad y que nisiquiera viene en español. De todas formas no es muy dificil averiguar el funcionamiento, y las cantidades de agua y los minutos necesarios para varias medidas vienen en una tabla.

Estas son las piezas que conforman la tapa de la olla. Es muy sencillo de desmontar para limpiar
Nada mas entregarmelo el de la empresa de mensajería quise probarla cociendo arroz, concretamente el equivalente a dos medidas, pero mejoré un poco la receta básica (agua, arroz y sal) añadiendo algo de caldo de verduras  y un par de cucharaditas de mantequilla.

Respetando los tiempos que marcaba la tabla del pequeño manual y usando arroz de grano largo, quedó perfecto en solo 15 minutos. Pasado este tiempo, se saca la olla del microondas, se cierra la válvula y se deja reposar 5 minutos mas. El resultado es un arroz suelto y en su punto, en algo mas de 15 minutos, y sin necesidad de usar la olla normal ni la vitrocerámica.

Buscando información por internet, encontré diferentes recetas, incluso en video, y con la misma olla que yo había comprado. En una de ellas cocinaban unas lentejas estofadas con verduras, que tenía una pinta alucinante. Además se pueden preparar otros alimentos aparte de patatas y arroz: carnes, pescados, pasta...


Una vez hemos terminado de cocinar lo que sea, se desmonta muy facilmente para poder lavarla, ya sea a mano o en el lavavajillas, y queda lista para la siguiente vez.

Por ahora está dando muy buen resultado con los arroces y las patatas, pero es un aparato al que le veo mucho potencial dada su facilidad de uso. Si encima añadimos la ventaja de que cocinar de esta forma es muy sana, no me equivoco al decir que es un indispensable en la cocina, o por lo menos, en la nuestra.

Seguiremos investigando...

miércoles, 14 de noviembre de 2018

La tapa es un obsequio, no una obligación... Tócate los...


Para quién no lo sepa, tenemos un grupo en Facebook llamado "De cañas y tapas around the world", y fue creado para compartir aquellos bares, chiringuitos o locales de CUALQUIER LUGAR DE ESPAÑA dónde solemos ir a tapear, para así conocer lugares nuevos y saber a que atenernos si decidimos visitar alguno de ellos. Si no formáis parte del grupo, ya sabéis, pulsad en el enlace de arriba y allí os esperamos.

Hoy hemos parado en un par de bares de León, y a raiz de ello, surgieron un par de comentarios en el grupo sobre el inicio de la extinción de los cortos, un formato típico de León que no es ni mas ni menos que algo menos que una caña, pero muy popular tanto entre la gente mayor como entre los jóvenes. Y al pedir un corto, te ponen exactamente la misma tapa que al pedir una caña.


Desde hace tiempo he dicho que me parecía bastante extraño que pusiesen la misma tapa con un corto que con una caña, y al parecer, los empresarios del sector de la hostelería se han dado cuenta, ahora, de que este formato puede que no les salga rentable. Y muchos bares están empezando a eliminarlos, dejando solo el tamaño estandar de caña.

Y una cosa llevó a la otra estando en uno de estos bares, y al volver la cabeza, vi un cartel, el que se puede ver al inicio de la publicación y que rezaba:

"PARA AQUELLOS QUE PROTESTAN POR LA TAPA, SON UN OBSEQUIO DE LA CASA, NO UNA OBLIGACIÓN.LAS TAPAS VAN SEGÚN LAS PONEMOS, NO SE QUITA NI SE PONE NADA. GRACIAS
ATENTAMENTE LA DIRECCIÓN"

Y aquí es donde viene el motivo de ser de esta entrada.

En Granada las tapas han sido siempre, desde que tengo uso de razón, de las mejores de España, en cuanto a calidad, o a calidad, dependiendo del sitio. Muchos bares, practicamente la mayoría, tienen carta de tapas, en algunos casos con 20 ó 30 tapas distintas, y normalmente suelen ser bastante grandes, al igual que hay otros sitios donde las tapas son de autor, es decir, mas pequeñas, mas elaboradas y con productos seleccionados. Siempre ha habido tapas, y siempre las habrá.

Eso de que la tapa es un obsequio no se puede negar, aunque ciertamente en muchos bares de aquí de León las estás pagando en el precio que pagas por la consumición, ya que en algunos casos, las cañas las cobran a 2 euros, sobre todo en los sitios de moda de tapeo, como son el Romántico y el Húmedo, mientras que en otros sitios, el precio medio ronda los 1,50 o 1,60 euros. Hasta ahí, todos de acuerdo.

Pero por lo que no paso es por lo de que no son una obligación. Si no fuese una obligación, LA MITAD DE LOS BARES (Y ME QUEDO CORTO), ESTARIAN CERRADOS. Así, tal cual. Y quien diga lo contrario no sabe de lo que habla. A la hora de elegir un bar u otro, el 90% de la gente lo hace en base a la tapa, no para verle la cara al camarero, sobre todo a aquellos que no han sido agraciados con una simpatía natural...

Me apuesto lo que sea a que un bar que abra y no tenga una buena oferta de tapas (independientemente ya del precio), no tarda mas de 6-12 meses en irse al carajo. Y ojo, no se trata de no pagar 1,80 o2 euros por una caña, ni mucho menos, pero si pago, quiero una tapa acorde. Y puedo poner muchos ejemplos de sitios así, bares donde las tapas son espectaculares, en tamaño y calidad, o solo en calidad, y son locales a los que vuelves sabiendo lo que hay.

Así que señores empresarios de la hostelería que no lo tenéis claro... os lo aclaro yo:

LA TAPA NO ES UNA OBLIGACIÓN, ES UN RECLAMO, ES ALGO EN LO QUE LA GENTE QUE VA A VISITAROS SE BASA PARA ENTRAR, O PARA NO HACERLO E IRSE AL BAR DE ENFRENTE DONDE SI QUE PONEN UNA TAPA EN CONDICIONES.

No se vosotros, pero yo hay bares a los que no vuelvo a entrar por las tapas que ponen... y lógicamente no voy a recomendar esos sitios a nadie. Así que dejaros de obsequios y rollos, y poned las tapas acorde a lo que cobráis como mínimo, que la peña no es tonta.

Ah, y una última cosa... Aunque yo no pido cortos porque soy mas de caña, NO OS CARGUEIS LOS CORTOS, QUE SON UNA SEÑA DE IDENTIDAD DE LOS BARES DE LEÓN.

viernes, 9 de noviembre de 2018

El arte de embotar conservas


Aunque sea algo que hemos visto hacer desde siempre a nuestros abuelos, el tema de embotar alimentos no es tan fácil como a primera vista parece, requiere un rodaje, como todo en esta vida :). En casa empezamos a practicar hará tres años aprovechando la Feria del Pimiento de Fresno de la Vega, en León, con la intención de conservar parte de los pimientos que allí solemos comprar y así poder comerlos durante el resto del año. Y como digo, no es algo tan sencillo de hacer como parece... como a todo, hay que cogerle el punto. Si buscas información por la red, encontrarás opiniones de todos los colores: lo que algunos aseguran ser el método infalible, otros lo desaconsejan aduciendo que hay otra forma mucho mejor.

Al final, con el paso del tiempo y la práctica, en casa hemos dado con el sistema que mejor nos ha funcionado, y es el que voy a reflejar aquí. Como siempre digo en casos como éste, lo que comparto es solamente mi experiencia, o sea, el resultado de un montón de pruebas, hasta dar con la tecla.

ELECCIÓN DE LOS TARROS


Es lo primero que hay que hacer y se trata de un paso bastante importante. En principio, lo mas sencillo es acercarte a la ferretería o al chino y comprar allí los que necesites. Hay bastantes tamaños, así que los tendrás que elegir en función de la conserva que vayas a hacer. Lo que si te aconsejo es que, si en casa no sois muchos, no utilices tarros muy grandes, ya que cuando abras uno, si no lo consumes en su totalidad en relativo poco tiempo, se terminará por estropear.

La otra opción es reutilizar tarros de los que compramos en el supermercado, los que vienen con la mermelada, las legumbres, encurtidos, etc... Esta es la opción más económica, y no cuesta trabajo ir guardándalos para embotar conforme los vayamos utilizando.

En cualquiera de los dos casos, el único requisito a tener en cuenta es que las tapas no estén golpeadas y que cierren bien, enroscando perfectamente. Las que se pasen de rosca o no aguanten un buen apretón, a la basura.

ESTERILIZACIÓN, ¿SI O NO?

En este artículo me voy a centrar en el proceso de embotado de frutas, tomates, encurtidos, mermeladas, etc., todos ellos alimentos con una acidez alta, que creo que es lo mas común que se suele conservar en tarros, dejando al margen los alimentos con una baja acidez, como son las legumbres, hortalizas, carnes, pescados o incluso platos preparados, en cuyo caso, el baño maría no es recomendable y que necesitan un sistema de esterilización a presión.

Como lo que vamos a embotar son alimentos de una elevada acídez y van a pasar por el baño maría, no es necesario una esterilización previa de los tarros, aunque si te sobra tiempo y ganas, no hace ningún daño.

En casa nos limitamos a lavar muy bien todos los tarros y las tapas, justo antes de embotar, los dejamos escurrir en una bayeta limpia y los utilizamos directamente.

LLENADO DE LOS TARROS

A la hora de llenar los tarros, hay que tener la precaución de no llenarlos hasta el filo, sino dejar siempre 1,5 ó 2 cm. libres. Vamos llenando los botes con el alimento que sea, y cubrimos con el líquido que suele acompañarlos, dejando el espacio que comento. Si los llenamos en exceso correríamos el riesgo de que al meterlos al baño maría alguno de los tarros reviente debido a la presión y al calor. Los tarros tienen que quedar muy bien cerrados, procurando que no quede ninguna fisura por la que pueda entrar aire.

LLEGÓ LA HORA DEL BAÑO, MARÍA

Aquí hay quienes utilizan una olla a presión y quien usan una olla normal. La diferencia es el tiempo, que tampoco es que sea excesivo, pero en casa la olla express que tenemos es relativamente pequeña y apenas si caben cuatro botes, así que lo hacemos en olla normal.

Lo primero es colocar un trapo o bayeta en el fondo de la olla, para evitar que se rompa algún tarro al moverse y chocar contra el fondo debido al hervor del agua. Ahora colocamos los tarros que entren, y llenamos de agua, teniendo siempre la precaución de que el agua no sobrepase los tarros. De nuevo, hay quien dice que los botes deben quedar totalmente sumergidos, y en este caso, tras hacerlo de ambas maneras, he llegado a la conclusión de que no es un detalle determinante. También hay que evitar que el nivel del agua quede muy al filo de la olla, ya que se nos empezará a salir en cuanto empiece a hervir.

Una vez colocados al fuego, solo queda esperar que comience a hervir y a partir de ese momento los dejamos entre 20 y 30 minutos. Este tiempo depende del tipo de alimento que estemos embotando y del tamaño de los tarros. Si son tarros grandes, dejar un poco mas, y lo mismo para alimentos mas densos.

AHORA TOCA REPOSAR

Una vez pasado el tiempo, retiramos la olla del fuego, y con cuidado, ayudándonos de alguna protección, una manopla de silicona por ejemplo, sacamos los botes, y en mi caso, los coloco BOCA ABAJO en una bayeta, hasta que se enfrien por completo. Nosotros los sacamos directamente, pero también los puedes dejar dentro de la olla hasta que se enfríen.

Cuando hayan enfriado, al darles la vuelta deberemos comprobar que todas las tapas se han hundido, señal inequívoca de que el vacío se ha realizado correctamente, y por tanto, el proceso de conservación también.

Si hubiese algún bote cuya tapa no se haya hundido, significa que en ese tarro no se ha creado el vació, ya sea por que la tapa no esté en buen estado (suele ser lo mas habitual), o porque no lo hemos cerrado bien. En este caso, deberemos sustituir dicha tapa, o enroscarla correctamente, y volver a hacerle el baño maría.

Y PARA TERMINAR...

Ya solo queda etiquetar convenientemente cada frasco, dejando constancia del alimento y de la fecha de envasado. Al principio escribíamos en la misma tapa del bote con un rotulador indeleble, pero luego no se borraba bien, entonces pasamos a poner un trozo de celo y escribir encima, pero también era un coñazo para quitarlos, así que al final hicimos esto:


Unas etiquetas de cartulina, con un agujerito y una goma elástica para ponerlas alrededor del cuello del bote, y así poder quitarlas sin problemas una vez abierto el tarro.

Hay que recordar también que el proceso de conservación implica posibles riesgos para la salud si no se realiza correctamente o si se excede en mucho tiempo la fecha de consumo de dichas conservas. El botulismo es la enfermedad directamente relacionada con los productos conservados en tarro y que no se realizan (o conservan) adecuadamente.

Este es el sistema que hemos comprobado que mejor nos funciona, y aunque no embotamos una gran variedad de alimentos, vamos ampliando poco a poco nuestro catálogo, el cual ire compartiendo poco a poco para que quede constancia de como lo hacemos:

miércoles, 7 de noviembre de 2018

{Documental} Camarón. De la isla al mito (2018)


Nunca me ha gustado el flamenco, aun a pesar de haber nacido en Andalucía y haber pasado la mayor parte de mi vida allí. Nunca me ha llamado la atención. Pero cuando paso por algún sitio donde suena algo de este estilo, me recuerda a mi tierra. Quizás ahora, con el paso de los años, lo percibo de una forma totalmente diferente a como lo hacía 20 ó 25 años atrás. Y aunque sigue sin ser un género especialmente atrayente para mi, no lo escucho con los mismos oidos.

Y si se habla de flamenco, es hablar de Camarón de la Isla. Arrancando desde mis absoluto desconocimiento musical en este género, pero llevado por la curiosidad, el otro día vi en Netflix un documental sobre este cantaor, y pensé que si tanto se hablado y se habla de el, algún motivo debía de haber, así que la curiosidad me llevó a verlo. No es mi intención contar aquí la vida de Camarón, ya que para eso están ese y otros documentales biográficos sobre este personaje, sino la percepción y la impresión personal que he tenido después de verlo.

En realidad, no se trata de un documental, sino de una mini serie documental de 6 capítulos. En mi caso, vi el primer capítulo pensando que sólo era ese, pero cual fue mi sorpresa al ver que eran algunos mas. Lo primero que me gustaría decir es que Camarón, contrariamente a lo que yo pensaba, no murió por culpa de las drogas, sino por un cancer de pulmón provocado por su adicción al tabaco.

Por otra parte, la imagen que, a priori, se tiene de el, no tiene absolutamente nada que ver con cómo era realmente, según he prodido comprobar. Se trataba de una persona introvertida y tímida, alcontrario de lo que pudiese parecer.

A lo largo de los 6 capítulos se van sucediendo una serie de personajes, todos ellos famosos, tanto en el mundo del flamenco como en otras vertientes artísticas, y todos, sin excepción alaban su forma de ser y su generosidad: los hermanos Carmona, la familia Flores, Tomatito, Paco de Lucía, Curro Romero, amigos de la infancia, promotores musicales, y un largo etcetcera.

Camarón y Tomatito
Con todo esto, lo que intento transmitir es que a veces nos hacemos una idea preconcebida sobre alguien o algo, pero luego, si ahondamos un poco, nos podemos llevar una sorpresa, en ocasiones grata,  al descubrir la verdadera realidad. Pero para eso hay que, en ocasiones, abrir un poco la mente.

En mi caso, en lo concerniente a este personaje, aparte de por ahondar en algo que, como decía, he oido bastantes veces pero nunca me había preocupado por saber como era realmente esa historia. Y esto se puede comprobar a lo largo de la serie, al ver las caras y los gestos de todos aquellos que durante toda su vida, acompañaron a Camarón. Me llama la atención concretamente el caso de Tomatito, cuya mirada de admiración en todas y cada una de las escenas en las que se les ve actuando juntos no deja lugar a dudas sobre la persona de Camarón y el concepto que Tomatito tenía de el.


Mi percepción general del flamenco y de Camarón, después de ver el documental, sigue siendo muy similar a lo que siempre ha sido, pero a partir de ahora, acada vez que escuche su nombre o vea una imagen suya en televisión, sabré realmente que tipo de persona había tras esa voz.

lunes, 1 de octubre de 2018

{Libro} El bastardo recalcitrante (Tom Sharpe)


Acabo de terminar de releer este libro que ya leí en su día, hace bastante, pero tenía un buen recuerdo de las risas que eché por aquel entonces. Esta segunda vez no me ha resultado tan gracioso, aunque alguna que otra sonrisa me ha conseguido sacar.

Ahí va la sinopsis:

Lockhart Flawse es un hijo bastardo que vive con su abuelo y con un "amo de llaves" (ambos bastante particulares) en un lejano páramo escocés, alejados de todo y de todos. Su abuelo decide que, aun a pesar de lo avanzado de su edad, debe buscar una esposa y a la vez, ayudar a su nieto a buscarse la suya propia. Todo esto llevará al abuelo Flawse a hacer un testamento con ciertas condiciones que tanto su esposa como su nieto deberán cumplir para poder tener acceso a su fortuna.

Se trata de un genero bastante diferente a lo que suelo leer, no se si catalogarlo como comedia, humor... En realidad, es la particular forma que tiene Tom Sharpe de contar las cosas que les ocurren a los personajes lo que hace distinto a este libro. Situaciones hilarantes y surrealistas, que aunque claramente se alejan de cualquier realidad, no dejan de tener su punto cómico, rozando en muchas ocasiones el humor negro (¿quizás inglés?), el cual parece ser el sello característico del autor. Por lo pronto, para quien no lo sepa, ahí va el significado de recalcitrante:


Lo que está claro es que es un libro de muy fácil lectura, en el que una situación enlaza con la siguiente, y apenas si te da tiempo a asimilar la anterior, que ya estás frente a otra de igual o mayor envergadura. A punto he estado de no hacer una entrada en el blog, sino simplemente una mención en Facebook, porque poco puedo decir, no quiero estropear ninguna de las movidas que se van sucediendo. Es una historia que simplemente hay que leer. Si queréis echar unas risas, no lo penséis...

viernes, 28 de septiembre de 2018

Correos y su "1 INTENTO AUSENTE" con los paquetes de Aliexpress


Esta mañana he tenido que pasar por Correos a recoger un paquete que me ha llegado de Aliexpress, cuyo aviso de recogida correspondiente me dejaron ayer en el buzón, y como todos sabéis, hay que esperar al día siguiente de encontrarte este aviso en el susodicho buzón para poder recoger el susodicho paquete en la susodicha oficina de Correos. Al final, entre el paseo y el rato que he tenido que esperar hasta que volviese el ¿funcionario? (que había salido a desayunar), me han supuesto unos 45 minutos aproximadamente. 

Por mas que intento comprender el sistema de reparto que tiene Correos desde hace ya tiempo, me resulta imposible llegar a una conclusión lógica, y ya hablé sobre este asunto tiempo atrás en la entrada "Compras online a China... y Correos", pero me veo en la obligación de actualizar un poco lo que dije en su día. Revisando el proceso que siguen a día de hoy para los envíos que no caben en el buzón, el proceso es como sigue: el cartero llama a tu puerta, para dejarte un papel en el buzón donde te dice que a partir del día siguiente puedes recoger el envío en tu oficina de Correos, todo eso, en lugar de entregarte directamente el paquete en mano. Pero lo que me cabrea, es que en el paquete, cuando lo recoges al día siguiente, pone (como se puede ver arriba) "1 INTENTO AUSENTE", cuando yo no estaba ausente, estaba en casa. Y esto lo he verificado y comprobado en bastantes ocasiones, para tenerlo claro antes de hacer dicha afirmación.

Puedo entender que desde la aparición de tiendas chinas online como Aliexpress, el grueso de envíos se haya disparado, lógico por otra parte dada la diferencia de precios entre estas tiendas y el comercio local, y puedo entender que el hecho de transportar toda esa mercancía extra les debe de suponer un aumento en los costes bastante sustancial. Ahora bien, dándole vueltas al asunto mientras volvía de la oficina de Correos, a lo mejor este sistema de entregas es lo que mantiene en funcionamiento este tipos de canales de venta chinos, porque, a lo mejor, si todos protestásemos mediante reclamaciones porque no nos entregan en mano los paquetes que exceden el tamaño del buzón, acabarían por cortar el asunto de raíz...

Así que, a loooo mejor, deberíamos aceptar este sistema de entrega, porque lo mas probable es que gracias a ello, tiendas como Aliexpress puedan seguir vendiendo en España con unos costes mínimos de gastos de envío. Igualmente me siento obligado a decir, que, ciertamente, los tiempos de entrega han bajado muchísimo, en muchos casos de los dos meses, a poco mas de dos semanas.

Luego entonces, señores de Correos, en lugar de dejar el papelito y así bajar aun mas los costes, no sería mala idea que notificaran mediante un SMS, por ejemplo, de que hay un paquete en la Oficina de Correos y que podemos recogerlo en los plazos habituales con tan solo presentar dicho SMS. Con esto, se acabó el papelito y el tiempo que el cartero tarda en gestinar dichos avisos, con los gastos que ambos conllevan.

Pero sigo en mis trece pensando que mas tarde o mas temprano, se nos acabará el chollo con estas tiendas, sino tiempo al tiempo. Pero mientras tanto... ¡LARGA VIDA A ALIEXPRESS!

{Libro y Película} El Balneario de Battle Creek (1994)


Hace bastantes años que vi un trozo de la película "El Balneario de Battle Creek", pero no terminé de verla, y no recuerdo el motivo. Por aquel entonces me chocó un poco toda la historia que había alrededor de ella, pero ahí quedó la cosa. Hace un par de domingos, dando una vuelta por el mercadillo y echando un vistazo a los libros de segunda mano que había en un puesto, me topé con el libro del mismo nombre, y lo compré. Tenía un tema pendiente y quería salir de dudas.

Pero vamos primero a por la sinopsis:

John Harvey Kellogg, creador de la llamada "vida biológica" (también conocida como vida fisiológica) dirige un balneario, donde poniendo todos sus conocimientos dietéticos y médicos en juego, se encarga de ayudar a pacientes de la alta sociedad a superar las enfermedades propias de la época modificando sus hábitos alimenticios e inculcándoles un estilo de vida saludable mediante tratamientos digamos, bastante alternativos para la época en la que se encontraban.

Así a priori no suena nada raro, pero la verdad es que si ves la película te quedas un poco con cara de sorpresa, porque no llegas a saber realmente, o por lo menos a mi me pasó, si es algo basado en hechos reales o por el contrario, pura ficción.

En esta ocasión he preferido leer primero el libro, para después ver la película, y me han gustado ambas versiones, pero claro, después de haberme documentado un poco sobre la historia detrás del famoso "Balneario de Battle Creek".

En lo que respecta al libro, se puede decir que se lee solo, ya que es muy muy ameno y entretenido, con muchos toques de humor. John Harvey Kellogg es un médico un tanto "alternativo", totalmente a favor de la vida vegetariana y totalmente en contra del consumo de carne, entre otras muchas cosas. Además, está en contra tanto del sexo como de la masturbación, afirmando que la emisión voluntaria de fluidos corporales puede ser fatal para el organismo. En su balneario hay infinidad de tratamientos como los baños sinusoidales, enemas varias veces al día, baños de sol, etc...

A lo largo del libro se cuentan, de forma paralela, las historias de varios personajes, todas interconectadas de una forma u otra entre ellas, y por supuesto, con el Balneario y el Dr. Kellog de fondo.

Por ejemplo, la de Will Lightbody y su mujer, Eleanor. Ella, obsesionada con los tratamientos y la dieta que Kellogg les impone, mientras que su marido, Will, tiene serios problemas estomacales (en parte provocacos por Eleanor), y se ve obligado a seguirla a una larga estancia en el Balneario para tratar de solucionar tanto sus enfermedades, como su relación.

Por otra parte tenemos a Charlie Ossining, un don nadie que con el dinero de su tía adoptiva se pone en manos de Bender, con la intención de crear una empresa de copos cereales.

Otro de los personajes es George Kellogg, uno de los muchos hijos adoptados del Dr. Kellogg que vive en la calle y le hace la vida imposible a su padre, siempre con la finalidad de sacarle todo el dinero que pueda.

El libro me gustó bastante, y al terminar de leerlo quise investigar un poco al respecto, y cual fue mi sorpresa al averiguar que era una historia real. Es decir, ya sabía que el Dr. Kellogg había sido el creador de los copos que llevan su nombre, pero tenía la convicción de que el libro era una novela de ficción basada en dicho personaje, pero nada mas alejado de la realidad.

John Harvey Kellog
El susodicho John Harvey Kellog fue el creador de mas de 40 patentes de productos de alimentación, incluidos sustitutos del café, té y tabaco. Uno de los alimentos creados por el fue la mantequilla de cacahuete. Además, otra cosa que no sabía es que fue el inventor de la manta eléctrica. También fue la primera persona que usó la palabra "sanatorio". Tenía unas ideas y tratamientos un tanto descabelladas, pero hay que tener en cuenta que en el año 1.900 las cosas funcionaban de otra manera, . Por poner un ejemplo, para evitar la masturbación no tenía reparos en practicar una circuncisión sin anestesia en el caso de ellos, o utilizar ácido carbólico en el clítoris en el caso de ellas, todo esto con la finalidad de hacer desaparecer cualquier atisbo de libido.

Respecto a los cereales, efectivamente el Dr. Kellogg fue el creador de los mismos, y todo debido a un error, ya que se los olvidó expuestos al sol, y se terminaron tostando, dando lugar a los famosos copos. Posteriormente, su hermano Will Kellogg, insistió en añadir azúcar al invento, pero el Dr. Kellogg se negó en redondo, y el asunto terminó de mala manera: ambos dejaron de hablarse, hubo denuncias cruzadas, y al final fue Will el que se quedó con el negocio inicialmente creado por su hermano.


Y respecto a la película, tengo que decir que también me ha gustado, pero por que he leído el libro antes de verla. Si no lo hubiera hecho así, probablemente me hubiera parecido un absurdo. Muy bien ambientada en la época de principios del siglo XX, está producida en el año 1994 y dirigida por Alan Parker, y el nombre en inglés es "The road to Wellville", bastante diferente al español. Los actores que dan vida a los personajes me parecen muy acertados:

Actores que dan vida a los protagonistas.
En el papel de John Harvey Kellogg tenemos a Anthony Hopkings, en el centro de la foto. A la derecha de este está el matrimonio Lightbody, Will (Matthew Broderick), y a su lado, Eleanor (Bridget Fonda). Y a la izquierda del Dr. Kellogg, en primer plano podemos ver a Charlie Ossining, papel que interpreta John Cusack, y junto a este, George Kellogg, el hijo descarriado del Doctor, interpretado por Dana Carvey.

En esta ocasión, en lugar del trailer, voy a poner el Making Off de la película, ya que no he encontrado un corte que merezca la pena compartir.. Espero que os guste:


lunes, 24 de septiembre de 2018

[Aliexpress] Cápsulas rellenables Dolce Gusto


Aparte de la cerveza, el café es la otra bebida que me ha gustado, y mucho, desde que tenía edad para tomarlo. En mi humilde opinión, la mejor cafetera que hay es la que conocemos como "italiana", o sea, la de toda la vida. Pero hoy en día, que vamos con prisa  a todos lados y tenemos siempre el tiempo en contra, pararse a hacer un café en una de estas cafeteras, supone un tiempo que a veces no tenemos.
Tassimo de Bosch, la primera cafetera de cápsulas que tuvimos en casa
Por ese motivo, hace unos años, aprovechando el boom de las cafeteras de cápsulas, compramos una Tassimo de la marca Bosch, que funciona con lo que ellos denominan T-Discs, o sea, unas cápsulas exclusivas para esta marca. Se trata de un modelo automático, en la que además se pueden preparar distintas bebidas, tanto calientes como frías aparte del café normal, por ejemplo: café con leche (en polvo o líquida), chocolates, tés, capuchinos, etc... Pero con el paso del tiempo, Tassimo no se ha adecuado al mercado, al contrario que la competencia, y además de tener las cápsulas mas caras del mercado, no existen de marcas blancas, que suelen ser en casi todos los casos mas baratas, y en algunas ocasiones, hasta mejor café. Así que mirando un poco como estaba el mercado, me pude dar cuenta que para las cafeteras Dolce Gusto sí que tenían una gran variedad de cápsulas de otras marcas aparte de las originales de Nescafé.

Y esta es la Drop de Krups, de Dolce Gusto
Al final, volví a comprar un modelo automático, para evitar los sustos de cuando se te olvida que tienes un café en marcha, concretamente el modelo Drop de Krups. Después de probar muchas de las variedades tanto de café solo como de cafe con leche que hay, empecé a comprar el Solo Extra Fuerte que venden en Mercadona, y que sale a 3,40 € el paquete de 16 cápsulas. Y respecto al café con leche, que es lo que toma mi mujer, el mejor que hemos encontrado es el Cafe au lait de la marca Milano, el cual compramos en Supermercados Lupa y también a 3,40 € el paquete de 16 cápsulas.

Esta es la marca que venden en Mercadona

Y este es el mejor café con leche que hemos encontrado, en Supermercados Lupa
Y aquí llegamos al quid de la cuestión. Yo ya tenía conocimiento de la existencia de cápsulas rellenables, así como de alguna que otra forma de rellenarlas en casa (utilizando para ello las de los cafés que vas tomando), pero lo cierto es que se trata de un proceso bastante engorroso. Al final fue mi mujer la que decidió pedir una de estas capsulas rellenables a Aliexpress para probarlas.

Vista general de la cápsula rellenable
El hueco donde entra el inyector de agua

El fondo de la cápsula
En principio, y según pone en la descripción del producto que hace el vendedor, estás pseudo cápsulas se pueden reutilizar hasta 200 veces. El sistema de funcionamiento es muy sencillo: abres la tapa (que se ajusta herméticamente gracias a una junta de goma), pones el café molido que mas te guste, la cierras y la colocas en la posición correcta en la cafetera, pulsas el botón, y ya tienes tu café listo.

Ciertamente esta cápsula no se comporta exáctamente como una original, porque en alguna ocasión gotea algo de café, sobre todo si no te aseguras que la tapa esté bien encajada, pero en general, va de escándalo. Y teniendo en cuenta que con este sistema puedes utilizar el café molido que mas te guste, o incluso la mezcla de cafés en grano que prefieras para molerlo en casa y hacerte un café en condiciones en cuestión de un par de minutos, creo que se trata de una buena opción.

Además, son muy baratas. Estas las compré en Aliexpress, y salieron por  95 cts., y como comprobé con la que pidió mi mujer que funciona bastante bien, pedí otras tres en distintos colores. De todas formas, aunque tenga la posiblidad de usar estas cápsulas, siempre tengo en casa un paquete de las del super, por si las moscas.

Así que, si tienes una Dolce Gusto, ¿a que estás esperando para hacerte con alguna de éstas capsulas reutilizables y así poder utilizar la marca de o mezcla de cafés que más te guste?