Buscar este blog

viernes, 11 de noviembre de 2016

Mi primera cerveza todo grano - Pale Ale

Después de hacer varios lotes con extracto, que como decía es ideal para empezar en el mundillo del homebrewing, ya deberías haber averiguado si esto de hacer cerveza en casa es algo que realmente te gusta, o por el contrario, no termina de llamarte la atención.


En el caso de que te guste, vas queriendo más y más, y el siguiente paso lógico es pasar del extracto al grano. El extracto facilita mucho la tarea, ya que descarta varios pasos importantes, pero si quieres tener el control casi completo sobre el proceso, el salto al grano es inevitable. Pero claro, para ello, con el kit básico con el que hemos empezado nuestra andadura, nos quedamos cortos.

El proceso que tendremos que realizar a partir de ahora y que antes no era necesario con el extracto, es la maceración. En este punto del proceso es necesario tener el grano durante un tiempo determinado en agua a una temperatura determinada con la finalidad de extraer todos los azúcares presentes en el grano. Para llevar a cabo este proceso hay diferentes sistemas: con una termonevera con filtro, en un cubo de plástico bien aislado o con un sistema llamado BIAB (Brew in a bag), que es usando una bolsa de tela donde ponemos el grano y lo sumergimos en la propia olla, la que vamos dando toques de calor para mantener la temperatura necesaria durante el tiempo establecido. Este fue el método que elegí, ya que además era el mas económico y el que menos cacharros requería.

En mi caso, lo primero que tuve que hacer fue buscarme una olla mas grande que la que tenía de 8L, ya que para macerar (proceso que no tenía que hacer con el extracto) era indispensable. Aquí cometí el error de comprar una olla de 14L (10L reales) en vez de buscar del tirón una de 30L.


Como no dispongo de molino, tuve que comprar el grano ya molido, y el resto de ingredientes necesarios, como el lúpulo.

A partir, la elaboración solo difiere en un par de aspectos.

MACERACIÓN. En este nuevo proceso, debemos colocar el grano en una cantidad determinada de agua a una temperatura concreta y dejarlo, normalmente, 60 minutos. En ese tiempo, es importante que temperatura no baje mucho, por lo que tendremos que corregirla o bien calentando o bien añadiendo agua caliente. Al hacerlo con el metodo BIAB, ponemos el grano en el saco, lo cerramos, y lo llevamos a la olla donde ya tenemos el agua. Una vez pasado el tiempo estipulado, sacamos, escurrimos, y ya podemos pasar directamente al hervido.


HERVIDO. Esta parte del proceso es exactamente igual que con el extracto, excepto por el lúpulo, que deberemos añadir en diferentes momentos según queramos proporcionar amargor, aroma o sabor. 

El proceso de enfriado, priming y paso al fermentador, también es igual que con extracto.

En este caso hice una PALE ALE, con una receta muy básica ideal para los recién llegados al grano. Decir que me salió muy buena, y aguantó bastante tiempo en botella.

PALE ALE. DATOS FINALES:

Cantidad total de litros: 6,33L
Densidad Inicial: 1051
Densidad Final: 1010
Alcohol: 5,5%

0 comentarios:

Publicar un comentario